Desinfección en Valladolid  


Desinfección 

La desinfección es una técnica de saneamiento que tiene como objetivo la destrucción de microorganismos patógenos (bacterias, virus, hongos, etc.) que provocan graves enfermedades en las personas, animales y en instalaciones.

Se denomina desinfección a un proceso físico o químico que mata o inactiva agentes patógenos tales como bacterias, virus y protozoos, impidiendo el crecimiento de microorganismos patógenos en fase vegetativa que se encuentren en objetos inertes.

Los desinfectantes se aplican sobre objetos inanimados como instrumentos y superficies, para tratar y prevenir las infecciones. Entre los desinfectantes químicos del agua más habituales se encuentran el cloro, las cloraminas y el ozono. La desinfección del agua también puede ser física cuando se emplea la ebullición, la filtración y la irradiación ultravioleta. Se deben distinguir los desinfectantes de los sanitizantes que son sustancias que reducen el número de microorganismos a un nivel seguro.

Hay que distinguir categorías de desinfección, tipos de desinfectantes y características de un desinfectante:

Categorías de desinfección:

En función de la actividad y el resultado en la eliminación de organismos patógenos se categorizan distintos niveles de desinfección:

  • Esterilización química: se eliminan todos los microorganismos y esporas con tiempos de exposición prolongados (3-12 h).
  • Desinfección de alto nivel: con concentraciones similares pero con períodos de exposición más cortos, se matan todos los microorganismos excepto gran número de esporas.
  • Desinfección de nivel intermedio: se matan microbacterias, bacterias vegetativas, la mayoría de virus y hongos, pero no necesariamente esporas.
  • Desinfección de bajo nivel: se matan la mayoría de bacterias, algunos hongos y algunos virus en un práctico período de tiempo (hasta 10 min).

Tipos de desinfectantes:

Existen diferentes mezclas de desinfectantes totalmente registradas, donde podemos encontrar, aparte de todas las materias activas mencionadas anteriormente, alguna otra. Es importante que antes de usar un desinfectante nos aseguremos que este cumpla con la normativa vigente y que precisa del registro (HA), que es el necesario para poderlo aplicar en la industria alimentaria.

También hay que valorar aparte del coste económico del producto y la efectividad, los peligros que estos entrañan y seguir los consejos del fabricante. Y en caso de accidente o peligro disponer siempre de las fichas de seguridad de todos los productos empleados.

Entre los desinfectantes habituales se encuentran: alcoholes, cloro y compuestos clorados, formaldehído y compuestos de amonio cuaternario, siendo este el más utilizado en la industria alimentaria y en uso ambiental.
Aplicaciones y usos:

Aplicaciones y usos autorizados:

  • Uso en la industria alimentaria.
  • Desinfección de contacto: superficies y equipos.
  • Desinfección aérea.
  • Desinfección de equipos y conductos de aire acondicionado.

Se aplica exclusivamente por personal especializado.
Modos de empleo y plazo de seguridad:

La aplicación del producto en la industria alimentaria para uso en desinfección de contacto: superficies, aéreas, de equipos y conductos de aire acondicionado, habrá de llevarse a cabo en ausencia de alimentos.

Desinfección de contacto: pulverización, lavado, circulación e inmersión con producto previamente diluido en agua.

La desinfección aérea será por personal especializado y se recomienda un plazo de seguridad de 12 horas en ausencia de personas, ventilándose adecuadamente antes de entrar en el recinto. En equipos de aire acondicionado el modo de empleo será únicamente de forma puntual con reciclado posterior de aire limpio, al menos durante 1 hora en ausencia de personas, cumpliéndose posteriormente el plazo de seguridad de 12 horas. No deberá utilizarse de forma continua por aplicación mecánica con dosificador.

Se tomarán las medidas necesarias para que los alimentos, maquinaria y/o utensilios que sean manipulados en los locales o instalaciones tratadas previamente con el mencionado producto no contengan ninguno de sus componentes, para ello, deberá aclararse debidamente con agua las partes tratadas antes de la utilización. Debe ventilarse adecuadamente antes de entrar en el recinto.

Modo de empleo en desinfección aérea: en microdifusión o nebulizador con producto previamente diluido en agua, realizando una niebla en ambiente o impregnación del suelo y paredes, de forma que el producto entre en contacto con el área de los patógenos a desinfectar, eliminando bacterias, hongos, virus, etc. Siempre en ausencia de alimentos, personas y animales.

Será aplicado por el personal cualificado de nuestra empresa, respetando escrupulosamente la normativa establecida por el fabricante y el Ministerio de Sanidad.

Se notificará a la empresa del producto utilizado, número de registro sanitario, ficha y plazo de seguridad. La dosificación a utilizar y tratamientos dependerá del grado de infestación que haya en el área a tratar.

Póngase en contacto con nosotros, nuestra experiencia de más de 40 años, es muy importante para solucionar su problema.

Con Ontañón olvídese de las bactarias. Le esperamos en Valladolid. 
Ontañón hombre desinfectando